24.10.08

Lecturas

Hace mucho que no hablo sobre los libros que he leído ultimamente, y aunque en el último mes mi ritmo de lectura ha disminuido bastante, los días después de terminar la tesis agarré una depresión tal (síndrome de no tener nada que hacer después de la defensa), que pasé varios días echada en la cama sólo leyendo.

Leí de todo: una historia de amor súuuuuuuuuuuuuper romántica (El penúltimo sueño de Angela Becerra)(Jackie NO lo leas, repito NOOO lo leas), dos de intriga con toques históricos (El laberinto de la rosa de Titania Hardie y El anillo de Jorge Molist), uno de la autora de El Ocho, Katherine Neville, que me leí en inglés (gracias Joel!) y que me gustó mucho, El círculo mágico (que por cierto, ya leí por ahí que pronto saldrá en castellano la segunda parte de El Ocho, yuuupiiii), de Paulo Coelho: A orillas del río Piedra me senté y lloré y Verónica decide morir. Uno de estos que hablan sobre el fin del mundo: El testamento Maya de Steve Alten (estos libros son un poco... inocuos, son más bien mi lectura light). Un poco de filosofía: Filosofía para bufones de Pedro Gomez Calero (bueníiiiisimo en serio). Otro que también me gustó fue El otoño alemán de Eugenia Rico, de verdad que describe muy bien lo egoístas que podemos ser los seres humanos cuando muchas veces sólo buscamos complacer nuestros caprichos.

Creo que se me escapa alguno, pero en general creo que el libro que más cabezona me ha dejado fue la relectura de La insoportable levedad del ser de Milan Kundera. Con esta relectura confirmo (por millonésima vez) que los libros también cambian con el tiempo. Yo lo leí hace ya muchos años (tendría yo 16 ó 17 años quizás), pero leerlo ahora me ha hecho questionarme un montón de cosas, cosas en las que seguro nisiquiera pensé hace 10 años. La primera y la que más me ha dado pa' ejercitar el cerebro, es el punto de las casualidades. Seis casualidades tuvieron que ocurrir para que Tomás y Teresa se conocieran... pero fueron realmente casualidades? Yo soy de las que piensa que las casualidades no existen, la vida me ha demostrado que es así.

Cada cosa que nos pasa cada día, desde que nos levantamos hasta que volvemos a la cama a dormir, está llena de significado para nuestras vidas, nuestro cerebro sin embargo, no puede prestarle atención a todas, y sólo registra en nuestra memoria aquellas que nos son más necesarias para nuestras actividades diarias. Por eso los budistas llaman a la iluminación el despertar, porque el ser que logra la iluminación despierta al universo, comulga con él, se fusiona y coexiste (íntegramente) con él, más allá de los límites del tiempo o el espacio... y es entonces cuando podríamos notar absolutamente todas esas pequeñas cosas que nos rodean todos los días...

Qué por qué escribo este post tan comeflor??? la verdad no lo sé!!! jajajajajajajajajaja

Por un lado creo que es la influencia de las fotos de otoño de Jackie que están bellísimas, y que me ponen un poco entre melancólica y eufórica. Por otro, todas las cosas nuevas que estoy viviendo ahora con Otto a mi lado... no es sólo el día a día, sino también todos los proyectos que tenemos juntos... es ver como mi lista de "Cosas que quiero hacer" se hace cada día más y más larga, y bueno no sé... estos días ando cabezona...

Los dejo con unas palabras del libro, que a mi, se me han quedado grabadas en el alma:


"No es la necesidad, sino la casualidad, la que está llena de encantos. Si el amor debe ser inolvidable, las casualidades deben volar hacia él desde el primer momento, como los pájaros hacia los hombros de san Francisco de Asís."


P.D.: mañana me voy a Barcelona porque el domingo voy a correr en la Carrera de la Mujer de Barna, así que les deseo a todos un fin de semana maravilloso!!!! hasta el lunes!!!

12 comments:

Caty said...

Oh! me encanta este post! :)

(como si me lo hubieras escrito)

dime, te gusto el de Titania Hardie?

Me encanta saber de libros que leer! (y claro, si viste la pelicula del libro de Milan Kundera, no?)

Besos Rigo!!!!

TOROSALVAJE said...

Oh no!!!!, te ha pasado como a Don Quijote después de leer tantos libros de Caballerías....

:)

Genín said...

Cielos...¿De donde sacas tanto tiempo con Otto ahí? jajajaja
Felices lecturas
Besos y salud

Capochoblog said...

Estos post tuyos son los que más me gustan :)

Tomo nota de algunos de los libros, varios ya los he leído y comparto contigo lo de releer. Hay detalles que se nos pasan por alto y no los vemos no por falta de atención, sino por experiencia.

Besos y éxito en la carrera!

Jacqueline said...

Claro, echémosle la culpa de todo a la pobre Jackie....

ChiCha said...

que lindo ...

Mariale divagando said...

Todo libro que me gusta la primera vez, queda allí para ser releído.

Algunos los releo unos días después (sí, la más fiebrúa de todas, ya sé), y otros deben esperar años...

Algunos merecen varias relecturas, que NUNCA decepcionan y que SIEMPRE muestran cosas que no habíamos visto antes. Porque a los 14 años no podía identificarme con lo que me identifico ahora, y por todo lector es sabido que los libros se disfrutan y se sienten más, cuando uno logra ponerse en los zapatos de los personajes...

Mariale divagando said...

Ah que te vaya super bien en Barcelona!

Jacqueline said...

Suerte mañana Riguchis!!!!!!!!!

Jacqueline said...

Corre duro!!!!!!!!!!!!!

Alleta said...

Desde hace tiempo quiero leer La insoportable levedad del ser, definitivamente voy a pedirselo al proximo que venga de visita!!!

Como te fue en la carrera? Ya espero ese post.
Besitos

Aji Dulce said...

Como siempre yo llegando tarde.. pero no podía dejar de comentar!

Yo no se de dónde sacas tiempo para leer todo eso, pero ya estoy anotando los títulos para ponerlos en mi lista de to read!
No se si lo has leído, pero te recomiendo, El Niño del Pijama a Rayas, fantástico! (no me acuerdo del autor)
Me han recomendado The Brief Wondrous life of Oscar Wao, que tengo que buscarlo porque parece ser que es buenísimo.

Y ahora sobre Milan Kundera. SIGH!! Te amo! Ya me lo he leído dos veces y es como Cien Años de Soledad, me lo podría leer mil veces más y en cada lectura encontrar algo nuevo... Y estoy contigo, yo creo que nada es casualidad, y que si uno busca muy dentro de si podemos encontrar eso que dirige nuestros pasos.

Un purruño grande para los dos..

Mua!