24.2.08

Amor de hermanitos…

Los gatos tienen memoria selectiva… es decir se acuerdan de lo que les conviene, si por ejemplo a Mishu no le parece útil recordar que no debe afilarse las uñas con el sofá nuevo, lo borra de sus sistema, y continúa haciéndolo no importa cuantas veces se le regañe…

Como en esta casa no estimulamos la violencia, la pena máxima para los gatos, es pasar 30min o una hora encerrados (dependiendo del crimen) en la oscuridad en la ducha... estar sólos y a oscuras en un cuadradito, espero los haga reflexionar sobre lo que han hecho.

Esa técnica funcionó cuando a Mishu le dió por robarse la comida de los platos… y como lo del sofá no se le termina de quitar hoy le tocaron 45 min de encierro… la escena siempre es un poco melodramática xq ella sabe muy bien cuando la agarro y camino hacia el baño, que es lo que le viene… entonces hace un escándalo que cualquiera creería que le se encierra en un horno…

Lo cierto es que la encierro en su celda ella hace su respectiva pataleta y empieza a maullar dolorosamente como si aquello fuera una tortura medieval, cierro la puerta del baño y Minuet se planta en la puerta del baño con cara de angustia (xq los gatos si ponen caras) y empieza a maullar, no dejó de arañar la puerta del baño ni de mirar por las rendijitas durante los 30 min del castigo!

La verdad que daba mucha ternura oir a Mishu maullar desde dentro de la ducha y a Minuet chillarle de vuelta desde la puerta…

Si acaso se alejó de la puerta fue para venir hasta el cuarto y maullarme lastimosamente para luego correr de vuelta a la puerta del baño…

Es impresionante como los animales también crean lazos, aún los gatos no se caracterizan por andar acompañados …

El castigo de Mishu se redujo a 30 min se me partía el corazón verlos así…


Hermanitas… alguna vez alguien las encierra en una ducha por afilarse las uñas donde no deben… yo también las esperaría en la puerta del baño maullando :(




8 comments:

Genín said...

Yo te puedo decir lo que le hacia a "Manolo" que era el gato que me endilgó mi hija cuando se fue a Inglaterra. Te aclaro que yo era de la orden antigatuna hasta que Manolo llegó a mi vida.
A mi me dio muy buen resultado, cuando todo lo demás fracasaba, (Nada de pegarle) meterlo en la lavadora y darle unas vueltecitas, eso si sin agua...jajaja
El tipo salia demostrándome un amor que riete tu de Romeo y Julieta.
Lo malo es que con el tiempo dejó de ser castigo porque el gato me pedía que lo metiera...jajaja Será el tipo, pensaba yo, que no se me ocurría que castigo adecuado ponerle...
Cuando estaba a punto de probar el microondas, pasaba el tiempo y Manolo no hacia nada malo...Nunca lo llegué a probar...Creo que nunca lo hubiera hecho. a lo mejor le hubiera gustado (?)Era un gato muy especial. Le tomé mucho cariño.
Salud, Genín

Jacqueline said...

Genín es el Menguele de los gatos!!!!


Hasta se me olvidó qué te iba a decir... ah, si! que Minuet ha crecido muuuuuuuuuuucho, qué lindo está!

Aquí cuando Harry sale a jugar en la nieve (ver mi flickr), Opal no deja de maullar y cuidarlo desde cada ventana de la casa hasta que regresa. Cuando los acostamos en la noche tiene que ser a la vez, porque si metemos a uno primero llora hasta que traemos al otro. Y el hobbie de Opal es lamer a Harry cuando está dormido.

Claro que los gatos ponen caras.

Imagínate!

TOROSALVAJE said...

A mí no me gustan los gatos, siempre me parecieron animales traidores, pero claro..., ahora los entiendo mejor.

Han sufrido mucho.

Besos.

Lycette Scott said...

Jajajajajajaja tan bellos, bueno en mi caso si se encierra a uno se necierra al otro, esto pq el lugar del castigo es el balcón (donde están los periódicos) así que si dejamos a uno afuera cuando va a hacer pipí no tiene donde hacer. Lo cómico es que cuando uno regaña a uno, o le pega con el periódico, siempre sale el otro a olerlo y lamerlo como preocupado por lo que le pasó.
PD: No sabía q los gatos pueden oner caras, mis perros lo hacen constantemente

Otto said...

Al igual que Toro, no me gustan los gatos. Tampoco creo que pongan caras. Creo que todo eso es simplemente lo que el dueño del animal quiere ver.

Es igualito como cuando hay un recién nacido y la gente dice atrocidades como:
- "Mira cómo se ríe!"
No señora, los bebés NO PUEDEN reír sino como hasta los seis u ocho meses. Lo único que hace es mover los músculos de su cara como parte de su reconocimiento corporal y USTED lo interpreta como que está riendo.

Igual pasa con las mascotas y sus dueños...

Rigoberta said...

Chicha hermosia... yo también te esperaría como el Minuno en la puerta si algún día te castigan encerrada en un baño... muchos besitos para ti =(

Otto... no sabía que podías ser TAN antipático...

Dímelo said...

jajajaja esa misma cara ponía yo cuando las castigaban a ustedes!!! jajajaja Tan bello el Minu...

No castigues a la pobre Mishu, hermita, no es su culpa...

Un besote enorme

Otto said...

Lo siento, no sabía que me había quedado tan antipático... eso me pasa por leer un post y responder días después.

Me conmovió mucho eso que dijiste sobre tus hermanas y que las esperarías afuera. Hiciste que se me aguara el guarapo.

Besos...