25.11.07

Bambalinas negras

Mis navidades eran antes distintas, eran otra gente, otras ilusiones, otros regalos…

Mis navidades comenzaban con la lista al niño Jesús con 40 días de anticipación… empezaban cuando veía desde mi ventana el primer arbolito de algún vecino… entonces daba inicio a la cantaleta “papi sube el arbolito” “papi sube el arbolito” “papi sube el arbolito” “papi sube el arbolito”…

Eran las misas en el colegio, la patinata… los ensayos de las gaitas… que yo odiaba…el regalo del niño Jesús que nos dejaban las monjitas de mi colegio en el pupitre el día en que se acaban las clases…

Mis navidades eran las campanas de cristal del arbolito, un arbolito viejo y enclenque al que había que ponerle hojita por hojita… luego te quedaba una sensación de frío en las manos de tanto pinchazo, era una bota con un Snoopy que había echo Rigo en preescolar, el pie del arbolito que habíamos hecho mi mama y yo... el nacimiento que había hecho mi abuela… era no poder dormir el 24 y despertar a a Rigo a las 5 am para abrir los regalos…

Eran tantas cosas! Tan bonitas! Tan llenas de magia… no les miento si les digo que siempre tuve las mejores navidades del mundo… era genuinamente magia y aún recuerdo la última de esas Navidades! Recuerdo que mi mamá y yo montamos ese último arbolito oyendo Oscar de León… y recuerdo las bambalinas moverse al ritmo de Taboga (poco navideño lo se pero así fue) nunca me iba a imaginar que luego de esa navidad nos mudaríamos, que un año después Rigo se iría a otro país y yo viviría en otra casa con otra gente y que más nunca iba poner ese arbolito y esas bambalinas que mi mamá cuidó tanto…

Pasaron 4 años, y yo la LADILLA navideña, que anteriormente el 15 de noviembre ya estaba puyando para montar el arbolito no quise poner más nada… no era lo mismo, era demasiado diferente…

Creo que siempre quise evadir esa nostalgia que me da pensar en las fulanas campanas de cristal… en que ya no están… que algún malnacido se robó la emoción con las bambalinas que mi mamá había guardado durante 23 años, o quizás era evadir que ya no tengo 6 años, que el niño Jesús no existe, que ya no puedo levantar a Rigo a las 5 am para abrir regalos, que ya la navidad no es ir a la patinatas de otros colegios si no sacar bien la cuenta de las prestaciones no sea que los H&#$^ de P*&% de administración te las calculen mal otra vez… Siempre trate de no pensar en que cada año se hacen menos hallacas, y que era mejor que el 24 llegara rápido y se fuera rápido para no pensar en todo lo que eran antes mis navidades…

No quiero sonar fatalista sigo teniendo la familia más hermosa del universo! Pero ya estamos grandes… cada quien empezó una vida, siempre juntas, pero todos sabemos que no es mejor ni peor sólo… distinto

Ahora se, que esas navidades no van a volver, porque yo no voy a volver a tener 6 años, y es poco probable que volvamos a vivir juntos bajo el mismo techo todos, pero se que vendrán otras navidades hermosas y llenas de otro tipo de magia… a mi familia se han agregado otros miembros, unos más peludo que otros, y ellos también le ponen su toque de magia al asunto, yo ya no le escribo cartas al niño Jesús pero sigo creyendo en él xq es él quien cuida a mi familia todo el año y me da el 24 el mejor regalo del mundo que es poderles decir “Feliz Navidad” a los seres que mas amo así sea por teléfono.

Hace algunos días fui a buscar algo a Beco y vi bambalinas negras! No lo podía creer! Bambalinas negras! Yo pensé que no existían!!!!!No son tan bellas como las campanas de cristal de mi mamá, pero son las bambalinas que siempre quise!!! Siempre dije que algún día iba a tener mi arbolito con bambalinas negras!

Este año hay nostalgia, pero no hay tristeza… este año comienzan mis navidades en mi casa no son mejores ni peores que las que se armaban en casa de mis papás son simplemente… diferentes… como mi arbolito negro!

Y aunque mi arbolito es negro no es triste ni opaco es bello esta lleno de los recuerdos de mis otras navidades y de los deseos de las que vienen, en él está mi familia y los que se le han “adjuntado”, es demasiado mío y es lo que siempre quise, en la punta ya no está el ángel Gabriel que le habían regalado a mi mamá… está Jack sonriendo y recordándome como es Paris en enero!


Te quiero mucho Rigo y no estés triste esta navidad va la Hermana mayor a visitarte! Nunca estás sola, sólo estás lejos! Ese charquito que hay entre nosotras no es nada…


8 comments:

TOROSALVAJE said...

Jo, vaya domingo mañana, ésto es un no vivir, que penita tan tonta se me ha puesto encima.

Si es que ya lo sé, yo no le tengo manía a la Navidad porque sea Navidad, le tengo manía porque la gente aunque no lo vean lo pasan mal, por los que no están ya en este mundo, por los que están lejos, por los que están cerca pero no vinieron...

Siempre tengo una sensación de pérdida estos días, y por eso no me gustan, no tiene nada que ver con la tradición ni nada parecido, es por el sentimiento ese, y cuando oigo algún villancico triste (que los hay y si no ya los busco yo) pues se me viene el mundo abajo por todo eso, y no hay vino, ni cava suficiente para hacerme resucitar.

Bueno, ya callo, que menudo domingo por la mañana con tu post Chicha.

A pesar de todo lo que he dicho espero que seais muy felices, estas fechas y siempre.

Un beso.

Waiting for Godot said...

Qué belleza de post. Besos Chicha!

Jacqueline said...

Ay Chicha.... vine muerta de sueño a ver cómo está hoy Riguchis y me encuentro este post.... Qué bellas son las dos.

Tu arbolito negro es precioso (no sé qué más decir porque tengo un nudo en la garganta).


Muchos besos a las dos.

Rigo: anoche te escribí en la pizarrita.

Rigoberta said...

Toritoooooooooooooooo!!!

Que feliz soy al verte otra vez por aquí!!!

No tengas penita tonta!!!

Muchos besos para ti...

Jackie: lo ví querida, esta madrugada lo ví... gracias!!

Chicha: este es el arbolito de navidad más bello que he visto nunca!!!! te quedó pre-cio-so, espero que les hayas comprado los gorritos a los gatos jajajajaja

Te quiero de aquí a la luna ida y vuelta mi Chicha Linda...

Mariale divagando said...

Chicha, que bueno que ya no sientas tristeza.

Este post te quedó espectacular, igual que el arbolito negro.

Me hago eco de tus palabras hacia Rigo: cero tristezas!!

Jacqueline said...

Rigo, estoy muy orgullosa de ti!!!

Además, fuiste la más FASHION de la carrera!!! No sé dar consejos sobre entrenamiento, pero si sobre ropa para correr jajajaj! (algo es algo)

Cordelia said...

Oye que lindo post!! Y muy por el contrario no se sintio tristeza en estas letras, mas bien se sientio nostalgia pero de la buena, no de esa que te apaga un rato si no que te mantiene despierta añorando esos dias tan maravillosos!!!

Un beso gigante a las dos!!

Otto said...

Ayer pasé frente a una tienda donde tenían un montón de cosas de Jack y pensé mucho en tí. Y recordé por qué...

Tu post hizo que se me aguara el guarapo, eres una belleza y eso se refleja en las cosas que escribes.

TQM!