17.11.06

Síndrome Pie de Barbie

Cuando leí el post de Guayoyito con sus tacones de agujita me estortille de la risa no más de imaginármela en ese show, y en un acto de solidaridad voy a contar lo peor que le puede pasar a alguien luciendo los fulanos "tacón de aguja", o digámosle "Stilletos" pa sonar "Fashion"

El cuento es que hace 2 años me voy sola de compras a cierto centro comercial de Caracas, ¿por qué? xq era el PRIMER aniversario con el Santo y el muy ...... se le olvidó por completo...... ¿Entonces que hice? agarre tooooda la plata que había ahorrado para hacerle un regalo y me la gasté en mi!!!!!!!!! que mejor forma de pasar una Depre/Arrechera???? bueno pues yo me visto y para variar decido ponerme mis botas puyudas altas negras que, como todos, tenían un tacón finito finito, pues voy dando vueltas por todo el centro comercial y me detengo en la tienda adidas y veo con felicidad el bolso que ya no le voy a comprar al santo! JA! sigo caminando como quien va a cometer la peor de las venganzas y que pasa?! no puedo caminar!!!

Rayos se me atoró el tacón en una de las uniones del piso de granito del centro comercial, (saben que es como una rendijita) ok meneo el pie pa todos lados y nada, halo y halo y nada trato de agacharme a ver pero no puedo, la bota no me deja mover bien los tobillos para seguir forcejeando, la gente se tropezaba conmigo.

Qué me tocó? pues en medio del gentío, levantarme el pantalón, lucirle a todo el mundo mi media blanca curtía, sacarme la bota y pelear con la rendija hasta que soltara el tacón, luego , con la frente en alto, claro, andar con una bota, lucir mi media blanca curtía y una bota en la mano hasta conseguir un banquito y ponerme la bota de nuevo.

El segundo aniversario no me lo tomé con tanta arrechera ni ahorré, aprendí que si uno le desea algo malo a alguien siempre se te devuelve :P, eso si... este año sí se acordó............ pena pasé yo cuando vi el regalo y tuve que salir conrriendo a buscar algo que regalarle!!!!

11 comments:

maria caraota said...

jajajajajaja :D los tacones de aguja son un chicle para todas las rendijas de todos lados, yo compre un par en una ocasion y solo los pasee una sola vez porque se me ocurrio caminar por el pasillo de los buhoneros en Bellas Artes, alli los deje botados!!! que rabia

saludos Chicha :)

Rigoberta said...

por eso yo nunca uso tacones!!!!

=D

Pat said...

Una media blanca y curtia!?. . . Na'guará de basta, jeje Saludos.

Pat said...

Una media blanca y curtia!?. . . Na'guará de basta, jeje Saludos.

Wari said...

Jajajajaja...a mi me pasó lo mismo una vez pero en plena avenida Urdaneta y en Diciembre!! o sea.... casi muero tapiada con el gentío y tuve que hacer lo mismo, fajarme a sacar el bendito tacón de la ranura con la pata pelá al aire jajajajajaja
Ah!! y yo también aplico la misma estrategia de venganza: agarro la plata que tenia destinada al regalo y me la gasto todiiiiiiita en mí jejeje
Un abrazo y feliz fin de semana!! :D

.::mila::. said...

jajajajaj q comicos... pues como q me quedo con mis tacones cuadrados jajajajajajajajajajja.... una vez estaba a punto de comprarme unas sandalias bronce espectaculares... co el defecto del temido tacon aguja... y como estoy operada de un tobillo pues no es bueno arriesgarme a torcerme el pie... pero bueno, estaban bellas asi q me arriesgue y pedi mi numero... me las calzo en la silla... y cuando me pongo de pie me iba de ge.... jajajajajajaja... me iba de frente... em agarre de las 2 personas mas proximas y pedi tacon cuadrado!!! jajajajajajajaja

Otto said...

Querido Dios: gracias por haberme hecho hombre y no tener que sufrir los horrores de cosas como esta.

Tu hijo querido y agradecido,
Otto

Jacqueline said...

:)

Guayoyo said...

jaaaaajajaja!!! oño chicha... yo estuve apunto de quitarme las sandalias pero todo salió bien..


Que vacilon estos cuentos

Quimosabi said...

Otto, Otto, Otto, Otto, Otto.

Lycette Scott said...

JAJAJAJJA CHAMA QUE HORRIBLE, MENOS MAL QUE YO TENGO UN PROBLEMITA EN LA COLUMNA Y ME MANDARON A USAR ZAPATOS BAJOS, ESO SIN CONTAR CON QUE MÁS MAMARRACHA DE LO QUE SOY, LA VERDAD QUE SERÍA IMPOSIBLE