25.5.10

Un librito

...Era tal mi desvarío, que en una manifestación estudiantil con piedras y botellas, tuve que sacar fuerzas de flaqueza para no ponerme al frente con un letrero que consagrara mi verdad: Estoy loco de amor.

Tengo varias semanas queriendo escribir este post. A ver si hoy me pongo y lo empiezo... y lo termino también ya que estamos!!!

Hace varias semanas, un día que busqué rapidito algún libro en mi biblioteca para leer en el tren, me topé con un libro flaquitico él que estaba como escondido entre un par de mamotretos gigantes, de esos que ni de vaina me llevo para leer en el tren: Memoria de mis putas tristes de Gabriel García Márquez. Al leer la primera página pude ver que el libro lleva en mi biblioteca desde el día de San José... del año 2007... para que se hagan una idea de cuánto puede esperar un libro en mi biblioteca esperando por SU MOMENTO.

Una vez sentadita en el tren, busco el comienzo del libro y tengo que confesar que me impacto muchísimo la primera línea:

"El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen."

Pero leer este libro ha sido realmente refrescante. Después de pasar muchos meses sumergida en historias de vampiros, hombres lobos, hadas y seres fantásticos, huerfanos guerreros, aprendiendo El nombre del viento y lidiando con las historias de los concursantes del Círculo... leer este librito de apenas 109 páginas me ha hecho como reconectar con la literatura latinoamericana, que tanto me gusta, que tanto tiene que ofrecer, que tanto explora y que tanto esconde...

De verdad no pueden hacerse una idea de lo mucho que me gustó, más que el libro en sí, el hecho de leer el libro, no sé si logro transmitirles la diferencia que siento entre una cosa y otra, ojalá que sí. Porque leer el libro me hizo relacionarme con una manera de contar, una manera de pintar esta bonita (y nada convencional) historia de amor, que hacía mucho tiempo no tenía el gusto de encontrarme.

Se puede encontrar de todo entre sus páginas, una ensalada de sentimientos: amor (no puede faltar por supuesto!!!), despecho (compañero inseparable del primero), nostalgia, expectativa, miedo a la muerte, soledad, ilusión... a veces hasta se me olvidaba que el protagonista sobre el que estaba leyendo era un viejito de 90 años!!! Todo ambientado por supuesto, en una ciudad que al describirla pero sin ponerle nombre, podría ser cualquiera que escoja casi cualquier lector latinoamericano. Es sencillamente divina.

Si no han leído este libro, léanlo... les garantizo que los dejará con un calorcito bien sabroso en el corazón y con una sonrisa en los labios.

p.d escribí este post el 10 de mayo y recién ahora es que lo estoy publicando... tengo mil libros más de los que me gustaría hablar, pero no hallo el tiempo para ponerme a escribir... aunque voy a encontrarlo, poquito a poco aunque me tome mucho tiempo.

4 comments:

Capochoblog said...

Ese libro me gusto mucho y si, no importa que tan grueso o delgado sean los libros de Marquez, siempre son magicos!!!

Besos.

Mariale divagando said...

Yo lo leí hace años, cuando acababa de salir, y me encantó!

Recuerdo que la crítica fue dura con él, decían que el Gabo estaba viejo, que se había ablandado (lo cual no tiene por qué ser falso); precisamente por eso me interesé en leerlo, "pa' ver si era verdad"... Efectivamente tiene algo que lo hace distinto al resto de la obra de García Márquez (aún no logro ver qué es ese algo), pero de todas formas gusta porque es un libro delicioso para leer! Ya ves que coincido con lo que dijiste.


Como nota tonta aparte, recuerdo que días después de leerlo estaba comprando pijamas y vi unos shorts como el calzoncillo que describen: fondo blanco y estampado de besos rojos; casi morí de arrechera porque todos eran muy grandes para mí :-(

the goddamn devil said...

de verdad ese libro se lo compre a un vendedor ambulante cuando iba a trabajar y saliendo del trabajo ese mismo dia ya me lo habia leido... demasiado sabroso...
digamos que García Marquez tiene es magia de decir que nunca es tarde para alcanzar un trocito de felicidad...
saludos me agrada tu blog

Lycette Scott said...

Rigoooooo, tiempìsimo sin leer blogs y hoy que ando actualizando mi bloglines, encuentro que las aventuras aún siguen vivas y contando. Que alegría
Besos chicas