11.11.09

Lo siento

Yo voy a pedir disculpas, porque estoy pasado por un terrible momento del tipo Jevístico… no, no estoy despechada… nadie me dejó, ni me rompió el corazón, yo soy jeva pero tampoco tanto…

Estoy de nuevo en el desagradable punto en que no sabes lo que quieres, porque no sabes si lo que en realidad quieres es real… o quizás no lo quieres pero alguien te vendió esa idea.

Esto es un asco realmente. Tratar de ser un adulto que se cuestiona todo en pro de tomar las decisiones más acertadas es una tarea tan complicada que tengo ganas de renunciar a mi trabajo y sólo dedicarme a crecer 24/7, pero entonces voy a ser un adulto pobre y eso no suena muy divertido tampoco.

Lo cierto es que soy lo suficientemente inocente como para creer que si me esfuerzo bastante no voy a caer en ningún de esta trampas de “lo que debería ser”… la cosa es que yo no tengo un Morpheus dándome pepas para empezar de cero.

Así que en los próximos días mis post van a ser existenciales, malhumorados, más infantiles que de costumbre y quizás tengan un toque de resentimiento, eso sí, como yo soy malísima para eso de hablar voy a postear como nunca eh?

4 comments:

Mariale divagando said...

Tu amenaza final me alegra :-)

Escribe, Chicha! Aunque no lo creas, escribir ayuda a poner las cosas en perspectiva... sort of...

Genín said...

Yo pienso como Marialita, y para eso está el blog, para escupir en el lo que llevamos por dentro, unas veces será alegría, otras fastidio, inconformidad, arrecheras mil, en fin lo que en realidad es el reflejo de la vida en nosotros mismos.
Yo soy tuyo sin condiciones y aquí me tendrás puntualmente para charlar contigo.
Besitos y salud

La Hija de Zeus said...

Pues te escucharemos (leeremos)..

Y mejor que no tengas quien te de pepas extrañas para enfrentar la realidad... no crees?

un besote

Michelle Durán said...

Donde te sigo ?

te quiero seguiiiiiiiir !