20.1.08

Hay gente que dice que nada dura para siempre… a mi siempre me pareció algo fatalista esa idea… pero creo que también fue muy inocente de mi parte asumir que todo puede durar para siempre…

Es difícil cuando llega un día y te das cuenta de que lo que tenías planeado ya no va ser… y no sólo se trata de tus planes a largo plazo si no de lo que ya no vas a hacer al día siguiente…

Es muy difícil darte cuenta de que tienes mucho tiempo mintiéndote a ti misma sobre lo que es… ser honesto con uno mismo es más difícil aún que ser honesto con los demás…

Es doloroso dejar algo que quieres porque te has dado cuenta que quizás ese algo ya no es para ti… que ya ese lugar seguro y cálido no existe…

Claro… vendrán otras personas… nuevos recuerdos… nuevas experiencias… pero mientras tanto… como me formateo mi cabecita?

Mis últimos días han estado llenos de autodescubrimiento, de mimos, de pensamientos positivos… y altibajos…creo que tenia tiempo sin sentirme tan clara conmigo misma… y se que lo que pasa es lo mejor… yo sólo no pensé que lo mejor para uno pudiera ser tan doloroso…

Y no se si esto es una prueba por la que tenemos que pasar todos… o es sólo un castigo para la niñas tontas que creemos que el primer amor es eterno…

El Santo una vez me dijo que crecer dolía… a mi me pareció una expresión melodramática…

El Santo siempre se equivocaba : ) … pero justo en esa la pegó…

9 comments:

Jacqueline said...

no pensé que lo mejor para uno pudiera ser tan doloroso…



Ay Chicha.... si es.

Te amapucho.

TOROSALVAJE said...

Hola Chicha.

No sé descifrarte, pero sea lo que sea, deseo que no te duela mucho ni durante mucho tiempo.

Un beso.

Waiting for Godot said...

Lamentablemente así es, duele, pero a veces el dolor es necesario como dices para una nueva persona, nuevas cosas, nueva vida. Muchos besotes y desde aquí te los mando todos esos besos sanadores al alma.

Caty said...

Animo Chicha! cuando pase el dolor quedara lo bello. Y vendran cosas y personas nuevas. El camino es largo..

Besitos consoladores

La Hermana Mayor said...

Una vez le dije a Rigo que daría cualquier cosa por poder ir por la vida delante de ustedes (de Rigo, La Princesa y Tú) quitándoles del medio todo aquello que pudiera causarles dolor. Pero aunque suene a sermón materno, esos golpes son parte de la vida y son parte de crecer. Y a veces junto con esas tristezas vienen alegrías y cuando haces un balance, resulta que lo bueno supera con creces lo malo, aunque en un primer momento sé que no parece así.
Pues nada, que sepas que aunque no puedo ir por ahí evitándoles los golpes, estoy aquí para ayudarlas a pararse y soplarles los raspones y darles besitos sanadores cada vez que haga falta.
Un abrazo grandísimo.

Alleta said...

Yo he estado tantas veces ahi.... pero lo bueno es que siempre salgo del hueco. Tu tambien Chicha, tu tambien lo vas a superar muy pronto!!!

Otto said...

Sí Chicha, crecer duele. Y, aunque suene a luga común, los golpes nos enseñan. Yo sé que tienes las herramientas como pa salir del hueco, fortalecida y con todo el glamour que te caracteriza, así que adelante, llora lo que debas que aquí estamos para acompañarte.

Un besito en el corazón...

Aji Dulce said...

A ti te lo dijo el Santo, a mi me lo dijo el Gastroenterólogo..

Tómate un tiempo para el dolor y haz todo lo que sea para gozarte ese dolor: oye Panteón de Amor, bebe ron, llora hasta quedarte dormida.. todos los clichés posibles. Porque cuando todo pase podrás ver con toda la claridad del mundo que viviste.

Un purruño gigante!

Tapa-Amarilla said...

Casi, casi oportuno mi post jejeje
vamos, chicha, para eso tienes a mishuuuuuu!!